VenAcá – Alexandra Gelis

Un juego de palabras busca trocar veneca, forma peyorativa utilizada en la ciudad al referirse a las venezolanas, para extender una invitación al acercamiento y al diálogo. Se escucha por doquier que el masivo movimiento venezolano tiene en alerta a toda Sudamérica, que ningún país estaba listo para recibir a más de 3 millones de migrantes que recorren el continente. Por su proximidad geográfica, Colombia es el país a donde han llegado más venezolanos ya sea para residir o como destino temporal, lugar de paso en la peregrinación hacia otros países de la región. La ciudad de Bucaramanga aparece tras un sinuoso recorrido como un primer respiro en su largo trayecto, un primer encuentro con la dureza urbana, la soledad, la precariedad y el dolor del éxodo.

Ven acá construyó un espacio de encuentro para repensar los conflictos locales que se han producido en Bucaramanga como consecuencia del éxodo venezolano. A partir de una intervención pública con video instalaciones, testimonios y performance, se generó la oportunidad de conversar y negociar nuevos imaginarios que cuestionan dinámicas de abuso y discriminación contra las inmigrantes venezolanas. La obra es el resultado de un proceso psicogeográfico, un encuentro con lo inesperado, el entorno que afecta y produce nuevos conocimientos. Comienza en Café Madrid y continúa  en las calles de Bucaramanga, los barrios populares, parques y cuartos de hotel a través de las historias de 10 mujeres venezolanas en éxodo y resistencia.

El Parque de los Niños es uno de los lugares de llegada y encuentro de los venezolanos en la ciudad. En un local comercial con grandes ventanales frente al parque se construyó el espacio expositivo en el que nueve canales de video reproducen cada uno la historia de una mujer migrante narrada en primera persona. Billetes venezolanos fuera de circulación, sin valor, se convierten en un medio de comunicación, pequeñas piezas de arte alteradas con dibujos, sellos y textos íntimos escritos por la audiencia para pegarlos en la vitrina formando un mural de testimonios. Un sello artesanal de caucho con tinta invisible (ultravioleta) con el título Ven Acá habla de lo que significa estar ahí y no ser visto. Las protagonistas de estas historias asisten a una serie de eventos, reuniones y conversaciones abiertas con los y las visitantes para repensar nuevos imaginarios y formas de organización social y resistencia.

Así, un espacio cultural clase media se convierte en un espacio de reunión de pensamientos disidentes, marginales, invisibilizados, subalternos que rompen las jerarquías del autor / sujeto / espectador y nos posiciona a todas como agentes activas de su creación.

Ver Vídeos

Durante el trabajo de campo con las mujeres se volvía siempre sobre la necesidad de hablar, de “sacar y soltar”.  Por ello se gestionó la creación de un libro en el que ellas aportaron poemas, canciones y frases cortas que acompañan las memorias del proyecto. Adicionalmente, se recopiló un libro de fotografías que recoge momentos especiales del proceso y expande las voces de estas mujeres mientras nos invita a conocer otros de sus entornos. Ven Acá Bucaramanga es el primero de la serie. Puedes descargarlo haciendo click aquí.

En la práctica, Ven Acá ha sido una fuente de trabajo. Las mujeres participantes recibieron un salario y algunas de ellas fueron empleadas durante la exhibición de la obra como voceras de un pensamiento colectivo.  

Debido a la gran relevancia del tema en este momento y la necesidad de abrir espacios de diálogo entre la mujer venezolana y las naciones donde migran, Ven Acá aspira ser continuado en diferentes ciudades de Colombia y otros lugares del mundo.

Alexandra Gelis – Jorge Lozano

en colaboración con las participantes:

Marlobys Flores Yornelis Flores

Gladys Sánchez Yuruani Gimenez

Yulesquis Perdomo Yisel Leal

Dayani Durán Euclidfannith Silva

Elio Castillo Alba Pérez

alexandragelis.com/venaca